Adolescentes y jóvenes se dan cita en una «noche alternativa»

El colegio Jesús María de la capital acogió este encuentro promovido por la delegación de Infancia y Juventud y que tuvo su eco también en Aranda de Duero y Miranda de Ebro.

Más de 250 adolescentes y otros 40 jóvenes se dieron cita ayer en el colegio Jesús María para participar en una nueva edición de la «noche alternativa», una actividad que promueve la delegación diocesana de Infancia y Juventud con el objetivo de que los miembros más jóvenes de las distintas parroquias de la diócesis «puedan compartir la fe de una manera divertida y alegre». La iniciativa, que lleva años celebrándose, supone, en palabras del delegado diocesano, Óscar Moriana, un «apoyo al proceso que estos chavales siguen en sus parroquias» y que posibilita que puedan conocer otras realidades y comprobar que hay más jóvenes que, como ellos, siguen un itinerario de fe en sus respectivas comunidades. Con el lema «Comprometidos con el Reino», la edición de anoche disfrazó a los adolescentes de Rodrigo Díaz de Vivar y doña Jimena, que tuvieron que superar varias pruebas de una yincana con el objetivo de buscar a los buenos «seguidores del Rey». Tras la cena, los adolescentes participaron en una oración en la que «depositaron sus coronas a los pies del Señor» expuesto en la custodia.  

También en Aranda y Miranda

Los jóvenes mayores de 18 años, por su parte, tuvieron también su «noche alternativa», en la que conocieron las principales líneas maestras de la programación de la delegación de juventud para este año, sin olvidar su momento de oración y su cena. El evento tuvo, además, ediciones paralelas en la parroquia de San Nicolás de Miranda de Ebro –donde participaron una treintena adolescentes– y la de Santo Domingo de Aranda de Duero. PINCHA AQUI PARA VER LA GALERÍA DE FOTOS